google-site-verification=ZkIC5SiohInhVG2I6VhractcKMA0mbMK4ycq_PazXEA
  • Carlos Perez-Carracedo Lopez

Neurociencia y Deporte


Neurociencia y Deporte

Muchos de vosotros, especialmente los que os dedicáis al deporte profesional, semi profesional seguro que os habéis preguntado como puede la Neurociencia ayudar, mejorar los objetivos deportivos independientemente de la especialidad deportiva.

Ayer tuve una larga conversación con una persona que se dedica a formar a los futuros entrenadores, preparadores deportivos. Me comentaba que casi todos los aspectos estaban cubiertos, la figura del entrenador, el preparador físico o Fisioterapeuta, en algunas ocasiones el psicólogo deportivo, pero que nunca se habían planteado recurrir a la Neurociencia para ver como la misma puede contribuir al proceso de crecimiento de un deportista para exprimir, permíteme la expresión, sus capacidades y talento y llevarlas al máximo, incluso superar los limites físicos y mentales.

Hace bien poco que los progresos en la Neurociencia, la investigación, son significativos, de hecho, me atrevería a decir que el 80% de los conocimientos en la actualidad son consecuencia de las investigaciones realizadas en los últimos 20 años. Esto es así porque hasta esa fecha no existían las tecnologías avanzadas ni las posibilidades de medición de actividad cerebral, por tanto, en la actualidad se nos están abriendo nuevos espacios para la investigación y aplicar estos conocimientos al mundo del deporte.

Cerebro, mente y rendimiento se dan la mano a través de la Neurociencia Deportiva.

Se esta avanzando mucho en el campo de los mecanismos neuroquímicos, memoria táctica, los ritmos biológicos después de un jet-lag, procesos de plasticidad mental, procesos de aprendizaje, mejores picos de concentración y más sostenida.

El mundo de las emociones, tanto cuando se liberan emociones positivas como cuando se inhiben las mismas y da lugar a procesos negativos como dolor, frustración, falta de motivación, desilusión, en definitiva, los mapas emocionales de los deportistas que afectan no solo a su vida profesional, también se trasladan a su vida personal o viceversa.

La Neurociencia es la base del conocimiento de la función cerebral, de nuestros patrones de comportamiento, procesos de pensamiento, inteligencia emocional, resiliencia, estímulos y una interminable cadena de comunicaciones neuronales con consecuencias psicológicas y físicas.

La mente es extraordinariamente compleja en su naturaleza y cuando se pretenden alcanzar objetivos específicos necesitamos recurrir a herramientas de “mind managing” que nos ayuden en el proceso.

Los deportistas a pesar de vivir a lo largo de su vida deportiva activa en ambientes controlados y “vigilados” por muchos especialistas, no están exentos de procesos de estrés, de hecho, tanto factores externos como internos de la alta competición pueden resultar en programas con una alta carga de estrés emocional.

Si uno aspira al máximo, deberá plantearse seriamente que su cuerpo y mente/cerebro ( el software ) estén perfectamente sincronizados, armonizados y equilibrados entre sí.

La Intención y la motivación junto al talento individual forman el rendimiento, el cerebro debe mantener un dialogo fluido con nuestro tono emocional o “arousal” para llegar a la constancia perfecta.

Cada sentimiento, cada pensamiento, cada emoción tiene un impacto sobre nuestro rendimiento, la Neurociencia nos ayuda a gestionar con eficiencia y eficacia estos procesos cuando se alteran y se desajustan prestándonos toda la ayuda para desarrollar nuestra inteligencia emocional e intrapersonal, mejorar nuestros mecanismos y rutinas de sueño y fases de recuperación.

Podríamos hablar mucho sobre todos estos aspectos, pero a través de estos artículos solo se pretende despertar la curiosidad sobre las distintas aplicaciones de la Neurociencia en los diversos campos de la actividad y comportamiento humano.

6 vistas

Regístrate en nuestra newsletter

© 2020 by CARLOS PEREZ-CARRACEDO. España