google-site-verification=ZkIC5SiohInhVG2I6VhractcKMA0mbMK4ycq_PazXEA
  • Carlos Perez-Carracedo Lopez

Nuestro Planeta RESPIRA




No sé muy bien dónde encajar este artículo pero tengo muchas ganas de escribirlo y compartirlo así que aquí esta.

En el protocolo de Kyoto en 1992, se adquirió por una gran cantidad de países, especialmente los desarrollados e industrializados, el compromiso de reducir las emisiones de gases efecto invernadero!

Como todos sabemos la revisión del mismo se hizo en 2012 para ver cuánto habíamos avanzado y poder establecer nuevas metas y nuevos criterios que marcarían las próximas décadas.

También es bien sabido que la lucha comercial y la carrera productiva encarnizada entre EEUU y China no han facilitado el avance sustancial en este aspecto y por tanto las emisiones han seguido el curso de la evolución industrial a la sombra de ambos gigantes.

Aquí en la vieja Europa se han hecho esfuerzos por casi todos los países para ir reduciendo dichas emisiones con políticas de estímulo a la producción de energía sostenible y eco friendly, los Departamentos I+D, especialmente relevantes la Solar y la Eólica.

Pues bien, hoy he leído que después de trece días de prácticamente frenar en seco la actividad industrial, desplazamientos por tierra, mar y aire y el aislamiento, la capa de ozono ha vuelto a niveles de hace 30 años!!!!!!!

Es decir que si el mundo se va a parar como media, y ya lo estamos viendo mientras escribo este artículo, casi un mes, podríamos alcanzar objetivos de control de emisiones a nivel global jamas soñados por ningún gobierno y desde luego ningún tratado internacional como el de Kyoto. !!!

Digamos que la naturaleza y nuestro PLANETA esta por primera vez en décadas RESPIRANDO aliviado.

Los protocolos, especialmente el de Kyoto fue suscrito en su día de forma progresiva por unos 140 países, el COVID-19 el precursor y responsable de esta reducción de emisiones, ya suma más de 100 países infectados habiéndose convertido en Pandemia.

Supongo que lo que debería ocurrir ahora cuando entre todos logremos estabilizar la situación, abrir un período de reflexión, especialmente por los gobiernos que son los que determinan y establecen los protocolos, lo que ha supuesto para nuestro Planeta, nuestra casa, el lograr de una forma muy sorprendente si así lo puedo llamar, la reducción de emisiones y lo que esto significa en términos globales.

Debo decir que este aislamiento que estamos viviendo es duro, complicado y puede resultar hasta difícil en muchos aspectos, pero también debo decir que si logramos leer entrelineas, que si logramos hacer una lectura en positivo de esta experiencia que estamos viviendo, una de ellas sin lugar a ninguna duda, es que le estamos dando la OPORTUNIDAD a nuestra PLANETA de recuperarse, de RESPIRAR, de sanarse.

Yo RESPIRO aliviado sabiendo que quedándome en casa no solo cumplo con mi obligación cívica y social, también cumplo con mi PLANETA, mi casa, mi techo, mi salud y el aire que respiro y me da la vida.


Regístrate en nuestra newsletter

© 2020 by CARLOS PEREZ-CARRACEDO. España