google-site-verification=ZkIC5SiohInhVG2I6VhractcKMA0mbMK4ycq_PazXEA
  • Carlos Perez-Carracedo Lopez

PERSUASION COERCITIVA



Tenia muchas ganas de escribir este artículo ya hace algún tiempo, he querido esperar prudencialmente hasta que se dieran las circunstancias adecuadas y tener el consentimiento de la persona a la que pude tratar en mi consulta.

Cuando me solicito ayuda y me expreso su situación entendí que estaba ante un claro problema de “manipulación mental” de un grupo u organización religiosa hacia un individuo.

Este artículo entra mas bajo el epígrafe de “psicología del control mental” que el de Neurociencia, pero no cabe duda que estamos ante patrones de comportamiento manipulados y yo diría que peligrosos.

No tengo ningún inconveniente en poner nombre y apellidos a la organización religiosa, que yo tildo de “secta” que manipula la mente de sus seguidores como lo es la organización llamada Los Testigos Cristianos de Jehová.

Después de tratar en consulta a una persona que fue sometida a una manipulación mental y haber podido estudiar en profundidad su caso, puedo afirmar que los comportamientos son sectarios ya que se dan todos los patrones conocidos en psicología que así lo describen.

La manipulación empieza con un primer contacto seguidos de muchos otros y de forma muy sutil se comienza a aislar al individuo de sus relaciones sociales, que por el contrario empieza a acercarse al grupo de presión y/o congregación.

Sus guardas o inquisidores, por el control que ya ejercen sobre su vida social, se convierten cada vez más en la única fuente de contacto con la realidad, lo que hace que la persona desarrolle una relación especialmente sumisa y manipulable.

Una vez alcanzada esta fase de adoctrinamiento y asociación sutil, el derrumbamiento de la mente es fácil y la reprogramación del individuo puede proceder sin resistencia.!

La persuasión coercitiva tiene una connotación grave que se utiliza por las sectas. Aumenta la sugestionabilidad de la persona y se refuerza su vulnerabilidad, una mente débil es más fácil de manipular que una fuerte evidentemente.

Aquí el aislamiento social e incluso familiar en primer grado, afectando a hijos y padres en primera persona juega un papel ya importante. Se empiezan a cortar los canales de comunicación del individuo con los familiares y amigos más allegados, con todos aquellos que no comparten los mismos valores que la asociación o congregación y esto desencadena una dependencia y más acercamiento por parte del individuo, casi ya sumiso.

Al aislar al individuo de su familia y amigos, pasan a la segunda fase donde promueven que el acceso a opiniones e ideas que no coincidan con las del grupo sean inhibidas, eliminadas o prohibidas, tales como relaciones sociales, algunos programas televisión, visionado de películas de temáticas especificas, contenidos de internet y un largo etc…

Siguen fomentando una actitud muy crítica con la vida pasada del individuo y sus experiencias pasadas. minando las emociones asociadas a esas experiencias creando sensaciones negativas y disminuyendo la autoestima de la persona, generando un “dolor psicológico” mediante el sentimiento de culpa por comportamientos o actitudes pasadas que en su día fueron vistas como normales y que ahora son "juzgadas" como anormales y negativas.

Subiendo el escalón psicológico de adoctrinamiento y manipulación mental, convencen al individuo de que vida fuera del grupo no existe, dado que el grupo cumple con un propósito divino y que dentro del mismo se alcanza la vida eterna y la perfección en un mundo mejor por venir, creando un miedo al abandono del mismo.

La confesión privada de los propios defectos y comportamientos poco apropiados y condenados por el grupo aumentan la dependencia y la culpabilidad, buscando el perdón.

Esto es a grandes rasgos la descripción de adoctrinamiento y manipulación mental que utilizan las seudo religiones o sectas en relación a un individuo. Desgraciadamente el daño psicológico generado en las personas que logran abandonar una secta es profundo y se tarda mucho tiempo en devolver a la persona la autoestima y confianza para volver a recuperar una vida sin sensaciones de culpabilidad y libre de pensamientos tóxicos., ya que una vez que abandonan la secta los miembros de la misma condenan a la persona al ostracismo, aislándola de toda su realidad que hasta ese momento era la suya, arrebatándole cualquier forma de contacto con las personas con las que ha establecido relación afectiva y de amistad dentro de la organización incluyendo familiares directos como Padres, hijos y hermanos durante el tiempo que normalmente es largo en el que fue miembro del grupo, dejándole sin referencias de forma fulminante, tengo que decir que muchos no lo logran y no soportan la tensión y ansiedad que supone la renuncia a todo su mundo conocido abandonando la posibilidad de salir de la secta.

Cabe especial mención la manipulación mental y sometimiento de niños y adolescentes que bajo la tutela de los Padres sumisos y “fanáticos creyentes” adoctrinan a sujetos que aún están en periodo de formación emocional, tanto en valores, carácter y crecimiento personal, mentes fácilmente manipulables por su alta vulnerabilidad y accesibilidad, privándoles de una infancia normal y feliz, restringiendo sus amistades fuera del grupo de culto, prohibiendo su asistencia y asociación  a eventos como cumpleaños o celebraciones de todo tipo como la Navidad, creando en el niño sensación de prohibición, miedo, culpabilidad y alineamiento doctrinal que llega a extremos de crear niños intelectualmente pobres ya que promueven el crecimiento sectario dentro de la organización cortando cualquier iniciativa de cultivarse en cualquier rama educativa universitaria.

Someten a los niños a largos procesos de adoctrinamiento a través de lo que ellos denominan “predicación” obligando a niños y adolescentes a promover el dogma cada semana de puerta en puerta comprometiendo su libertad futura de decisión poniendo en riesgo su desarrollo en la sociedad de la que siguen siendo parte activa.

Quedando al servicio del dominio doctrinal y fanático en caso de accidente al amparo de sus tutores, los Padres y la negativa de los mismos en caso de emergencia y requerir una transfusión de sangre que ellos amparados en una interpretación bíblica propia siguen aplicando a fuego y sangre.

Sin entrar en el fondo de las creencias religiosas respetando la libertad de culto, las sectas sencillamente vulneran la libertad del individuo convirtiendo el adoctrinamiento en autoritario y sin margen de discrepancia haciendo uso del castigo psicológico para mantener a las personas dentro de los grupos y bajo la responsabilidad de personas especialmente educadas para el adiestramiento de los fieles y cubrir sus necesidades de dependencia cada vez mayores llegando a sobre pasar los límites de la razón con comportamientos que yo diría de tintes fanáticos, entiendo por este término una corriente religiosa o ideológica que promueve la interpretación literal de textos sagrados y la aplicación “intransigente” de la doctrina aunque tenga 2000 años de antigüedad y este caducada, fuera de lugar en la sociedad moderna en la que vivimos en el siglo XXI, generando en sus seguidores una visión dualista entre el bien y el mal con la convicción de que la verdad objetiva existe y solo ellos tienen acceso a ella con el deseo que querer validar el mensaje en la sociedad mediante la divulgación de puerta a puerta en una actitud intolerante y condenatoria hacia aquellos que no comparten sus ideas. El fanatismo sectario ni se cuestiona ni se razona, se asume como verdad, de ahi el propio sacrificio hasta los límites de no aceptar transfusiones de sangre con el evidente riesgo de morir o dejar morir a un hijo/a.

Un médico internista que tuvo la desagradable responsabilidad de asistir a una paciente joven de un poco mas de 20 años en estado crítico y que requería una transfusión de sangre urgente para salvar la vida, negarse y los padres que estaban presentes ratificarse en el mismo sentido con la consecuencia de la muerte de la joven poco tiempo después, recuerdo que el médico me comento haberle dicho a los padres que estaban esperando fuera, dirigirse a ellos y decirles “ espero que jamas pierdan la fé y cambien de opinion ya que llevarían en su conciencia la muerte de su propia hija” !!!

Por último y como apunte Neurocientifico las sectas, los fundamentalismos y los fanatismos que concurren en esta asociación mencionada forman a través de la manipulación mental cuadros de adicción en los individuos y nos recuerda la posibilidad de que el neurotransmisor Dopamina se vea segregada en niveles muy altos.

Espero haber arrojado un poco de luz sobre los procesos que magistralmente utilizan estas organizaciones y dejar constancia del peligro que suponen estos grupos sectarios, especialmente vulnerables los niños y adolescentes cuyo daño a largo plazo podría ser irreversible por su temprana edad en la que son mentalmente modificados y manipulados.

Creo que cabe la profunda reflexión en las autoridades competentes y ámbito jurídico, el estudio serio de ilegalizar asociaciones como la de los Testigos Cristianos de Jehová por comportamiento sectario especialmente en menores.

Agradecer la confianza y la fortaleza de la persona a la que he tratado por su valentía y determinación por haber superado las heridas psicológicas infringidas y finalmente disfrutar de una vida “libre y plena” .

37 vistas

Regístrate en nuestra newsletter

© 2020 by CARLOS PEREZ-CARRACEDO. España